Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La educación emocional es aprender a vivir en estados más bellos

En esta nueva entrevista os quiero hablar de M.ª Carmen Díaz Cadenas, licenciada en filosofía y coach educativo. Actualmente es la vicepresidenta de ASEDEN, la Asociación Española de Educación Emocional de la que yo también soy socia. Su sueño siempre fue ser maestra y lo consiguió, entró a dar clase muy joven al poco de terminar de estudiar, pero lo que no sabía era que al entrar en las aulas tendría su primer contacto con los síntomas de la ansiedad y como ella nos cuenta en la entrevista, lo poco que conocía sobre Inteligencia emocional le ayudó a salir adelante. 

M.ª Carmen define de una forma muy bonita la educación emocional, ”para mí es aprender a vivir en estados más bellos, más hermosos, jugando las cartas que te hayan tocado”. Hace diez años dejó a un lado la enseñanza de la filosofía para dedicarse a su proyecto personal, podéis encontrar su trabajo en la cuenta de Instagram @entrenadoradeemociones porque para ella para todo en la vida hay que saber gestionarse emocionalmente, de ahí su proyecto de entrenar las emociones.

La educación emocional mejora la salud

Esta gran profesional lleva años dedicándose a la formación y al asesoramiento de la educación emocional, trabaja con diferentes colectivos, familias, docentes, adolescentes, empresas y prevención de drogas, incluso con deportistas porque el fútbol le gusta mucho. La pedagogía en el deporte también es bien importante por eso si alguien tiene interés sobre este tema, le recomiendo escuchar la entrevista que le hice a Andrés París, ex-futbolista y experto en desarrollo del talento y la gestión emocional en el ámbito educativo y deportivo que también estará tallerista en el I Congreso de Educación Emocional que se organiza el 30 de septiembre en Sevilla desde Aseden y que M.ª Carmen llevará a cabo las funciones de presentadora. 

Es verdad que la educación emocional tiene cabida en muchos colectivos porque cualquier persona necesita mejorar sus competencias emocionales, pero siempre hay un colectivo con el que nos sentimos mejor conectados, en mi caso como es obvio son las familias, y en el caso de M.ª Carmen según me cuenta, son las  personas mayores de las zonas rurales porque recibe un feedback muy gratificante y siente que cuando aprenden a expresar emociones y a gestionarse mejor, aumenta su bienestar emocional.

3 retos para vivir mejor

Al final de la entrevista le pido a Mari Carmen que me aporte tres tips sencillos para que los padres y madres puedan aplicar a su vida cotidiana y ella me propone tres retos sencillos que cualquiera puede aprender y que sin duda ayudan a estar mejor. El primer reto es saber poner nombre a las emociones, lo que conocemos como conciencia emocional, el segundo reto es aprender a entrar en calma y enseñar lo mismo a los niños, a entrar en calma y a concentrarse, “muy pocas respuestas que encuentro en los colegios son buenas para entrar en calma” me dice. Y el tercer gran reto es aprender como adultos a resolver conflictos, “con estos tres tips ya tendríamos recursos más que suficientes para rebajar los datos de salud mental, bullying, estrés p suicidio adolescentes” Gran reto en que tenemos como sociedad.

Mari Carmen nos contaba al inicio de la entrevista que tenía unos tíos que cuando ella era jovencita le animaron a leer grandes libros como, “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey, un clásico de la empresa, o “Inteligencia emocional” de Daniel Goleman. Ella no lo sabía entonces, pero estos libros precisamente cuando tuvo que enfrentarse a la ansiedad le ayudaron mucho. De esta experiencia sacamos la conclusión de que nuestros hijos e hijas reciben igualmente por nuestra parte otros recursos que aunque creamos que no les sirven, cuando llegue una adversidad concreta que tengan que enfrentar, tenerlos les hará mucho más bien que no tenerlos, por eso sigamos sembrando en el corazón de nuestros hijos todo los recursos y valores que podamos porque no sabemos cuando los podrán necesitar.

Entrevista con una coach educativa

La educación emocional para mí es aprender a vivir en estados más bellos

Leticia Garcés Larrea

Leticia Garcés Larrea

Pedagoga por la Universidad de Navarra (2009). Integradora Social (2002). Postgrado en Educación Emocional y Bienestar en la Universidad de Barcelona (2016). Máster en Inteligencia Emocional (2017) y estudios de Neuroeducación (2018) en la UNED de Madrid. Psicología Positiva en el Instituto Europeo de Psicología Positiva (2019). Diplomado de Educación Emocional, Liderazgo y Bases del Coaching para el Desarrollo Integral en la Fundación Liderazgo Chile (2022).
En 2010 fundó el centro de orientación familiar Padres Formados, desde donde asesora a familias en crianza positiva e imparte formación a familias y profesionales en temas relacionados con la Educación Emocional y la Parentalidad Positiva, tanto presencial como online, a nivel nacional e internacional (Colombia y México entre otros países). También organiza eventos de Educación Emocional desde 2012 en Navarra (España).
Ha sido profesora en la Escuela de Inteligencia Emocional de la UNED Vitoria-Gasteiz, también en UNED TUDELA y profesora en el «Experto Universitario en Inteligencia Emocional » de la UNIR (La Universidad Internacional de La Rioja). Vivió y trabajó en centros de menores en Guatemala y coordinó proyectos de cooperación y educación (2002-2007). Es coautora de los cuentos y del disco “Emociónate” (2014), autora del libro “Padres Formados, hijos educados” (2017), de la guía descargable “Educar sin miedo” (2018) y del cuento «Dragombolo saca el bolo» (2020) para la gestión de la frustración.También es impulsora la campaña de sensibilización «Educar sin Miedo»