Academia Padres Formados. ¿Quieres crear tú Escuela de familias? Yo te ayudo

educacion emocional
Facebook
Twitter
LinkedIn

Los padres también necesitamos asistir a la escuela

Si eres profesional de la educación, la academia de Padres Formados te puede interesar.

Porque enseñamos… no dejamos de aprender

¿Eres directora en una escuela infantil? ¿Trabajas en un centro escolar y estás continuamente escuchando las preocupaciones y quejas que tienen algunos padres y madres sobre sus hijos e hijas?

Quizás tu situación es otra, pero estoy segura que en más de una ocasión has querido dar un buen consejo, pero no te lo han aceptado, ese padre estaba muy cerrado. O le has querido explicar a esa madre que castigando a su hijo sin móvil un mes, no iba a conseguir motivarlo con los estudios, pero ha sido inútil, la creencia de que “sus hijos son así» es mayor que la idea de que educar consiste en guiar y no tanto en condicionar.

Charlas para padres y madres se han impartido durante muchos años para prevenir sobre todo problemas de drogadicción, es bueno atender el problema cuando surge, pero aún mejor es entenderlo antes de que surja y por eso la formación en Parentalidad Positiva es indispensable. 

Las familias también necesitan su escuela y tú puedes crearla

Desde 2006 existe la “Recomendación Rec (2006)19 del Comité de Ministros a los Estados Miembros sobre políticas de apoyo a la parentalidad positiva” cuyo objetivo es que «los Estados reconozcan la importancia de la responsabilidad parental y la necesidad de que los padres tengan suficientes apoyos para cumplir con sus responsabilidades en la educación de sus hijos e hijas».

La Recomendación pretende que se mejoren la calidad y las condiciones de la parentalidad en las sociedades europeas. Esta recomendación recoge algo muy interesante sobre el castigo físico, dice que “el castigo corporal contraviene los derechos humanos del niño y constituye un atropello a su dignidad e integridad física. El castigo corporal no debe permitirse en Europa según el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, la Carta Social Europea Revisada (artículo 17) y la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Los efectos negativos del castigo corporal pueden resultar físicamente peligrosos para el niño (bofetadas, síndrome del niño zarandeado) y tienen consecuencias, fundamentalmente a nivel psicológico, que pueden durar toda la vida.” Hoy en día, sigue habiendo mucha gente que defiende la idea de que “un tortazo a tiempo previene de muchos problemas a posteriori”. Esta es una de las principales razones por las que nace esta Academia, para crear sinergias entre profesionales y mediante una red internacional hagamos posible que cada vez sean más padres y madres los que apuesten por los buenos tratos a la infancia.

Los objetivos de la academia

  1. Capacitar a profesionales de la educación para que puedan crear su propia Escuela de familias para los padres y madres de su alumnado.
  2. Dotar a profesionales de la educación de los recursos para que puedan convertirse en acompañantes de los padres y madres de su centro o institución.
  3. Crear un espacio virtual donde distintos profesionales de distintas procedencias puedan compartir y aprender sobre los contenidos educativos que pueden ofrecer a las familias.
  4. Recibir ayuda para crear los contenidos educativos de parentalidad positiva y educación emocional que cada profesional puede impartir en su centro adaptándose a su realidad social y cultural.

Aprendemos a educar sin violencia

También es cierto, que cada vez hay más padres y madres que se han convencido de la importancia de no recurrir al castigo físico, pero dejar de agredir físicamente no quiere decir que no recurramos a la violencia de otras maneras, precisamente los actos violentos, que pueden ser verbales, no verbales y físicos, son el resultado de una falta de autorregulación emocional.

Las competencias emocionales de las que carecemos la gran mayoría de adultos porque sólo desde 1990 se está hablando de la importancia de la inteligencia emocional científicamente, hace difícil que se lleve a cabo una parentalidad positiva. Es una realidad que los padres y madres educados en el autoritarismo, desde el miedo a la figura adulta y mediante el castigo físico, sepan recurrir al diálogo, a la comunicación asertiva y a la educación emocional. Por eso, crear escuelas de padres y madres es importante.

Por estos y otros motivos, hemos querido iniciar este nuevo proyecto, después de 10 años impartiendo formación en Padres Formados, yo también he tenido que responder a muchas preguntas, aunque los que me conocen saben que la mayoría de las veces respondo con más preguntas al estilo socrático porque reflexionar es lo mejor que podemos hacer cuando no sabemos cómo actuar y para esto también nos tienen que ayudar. Se trata de aprender a pensar y no qué pensar.

La Academia de Padres Formados nace en 2020 en medio de una pandemia mundial con el fin de ayudar a los y las profesionales de la educación que desean ayudar su alumnado a través de la formación a sus familias, entendiendo que cuando se atienden las necesidades emocionales, mejoran los resultados académicos.

En este nuevo proyecto quiero poner a tu disposición toda mi experiencia y los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de los años, tanto lo que he aprendido en los libros con respaldo científico como lo que he aprendido de mis errores y procesos de aprendizaje.

Los requisitos para participar en esta academia

  • Ser la directora o director de un centro escolar o,
  • trabajar en un centro escolar y estar a cargo de padres y madres o
  • ser profesional de la educación y querer dedicarse o desear dedicarse a la formación de padres y madres.
  • Si no entras en ninguna de los tres anteriores, nos gustaría conocer tu situación particular

Asesoramiento pedagógico

En esta academia vas a encontrar un asesoramiento cercano para que puedas crear tu propia escuela de padres y madres, apoyo para que puedas impartir formación sobre Parentalidad Positiva y Educación Emocional a las familias de tu centro y un espacio para compartir y aprender.

Los niños y niñas necesitan padres y madres emocionalmente competentes, porque no es lo mismo criar un hijo que educarlo y muchas personas hacen muy bien lo primero porque estamos programados para proteger a nuestras crías, pero no saben muy bien cómo hacer lo segundo, educar es un arte que requiere de aprendizaje.

Si quieres participar, escríbenos

¿Quieres una consulta online?

Leticia Garcés Larrea

Leticia Garcés Larrea

Pedagoga por la Universidad de Navarra (2009), Postgrado en Educación Emocional y Bienestar en la Universidad de Barcelona (2016), Máster en Inteligencia Emocional (2017) y estudios de Neuroeducación (2018) en la UNED de Madrid. En 2010 fundó la plataforma Padres Formados, a través de la cual gestiona las formaciones que imparte a familias y profesionales en temas relacionados con la educación emocional tanto presencial como online. Desde 2012 organiza eventos formativos como jornadas de prevención para la salud emocional y congresos de educación emocional en Navarra. Vivió y trabajó en centros de menores en Guatemala y coordinó proyectos de cooperación y educación (2002-2007). Colabora con Eduemo Lab, laboratorio de educación emocional de la UNED. Impulsora de la campaña de sensibilización #educarsinmiedo Autora del libro “Padres Formados, hijos educados” y la colección de cuentos y disco de canciones “Emocionate”.

Ir arriba
Abrir chat
Hola, ¿cómo puedo ayudarte?