El título de la conferencia resulta atractivo, lo sé, pero lo importante no es que hacemos con nuestros hijos cuando atraviesan los cambios correspondientes a la edad sino si nosotros somos conscientes de si  estamos preparados para soltarlos y dejarlos volar.

Vivimos esclavos de muchas emociones que sentimos, anclados al pasado, temiendo el futuro y actuando por inercia, tal y como hemos sido programados y no siendo conscientes de que muchas decisiones que tomamos están basadas en el miedo. Nos conviene mas aprender a poner conciencia en lo que sentimos con nuestros hijos, lo que nos activa algunas de sus conductas y tomar decisiones que resultan útiles ahora, en este momento, para resolver la situación presente.

Nos movemos por inercia y algunos ejemplos de ello es:

  1. Negamos y no validamos emociones
  2. Animamos sin permitir que el niño sienta las emociones coherentes con la situación
  3. Etiquetamos las conductas que están en proceso de cambio
  4. Dejamos que la percepción de nuestros hijos esté contaminada por nuestras creencias: mitos

Este verano, mi recomendación es dejar de decir:

  • TE LO DIJE
  • SI ME HUBIERAS HECHO CASO
  • SI NO HUBIERAS CORRIDO…
  • SI PENSARÁS ANTES DE HABLAR…
  • SI TUVIERAS MAS CUIDADO…
  • SI NO FUERAS SIN MIRAR..
  • SI HICIERAS LAS COSAS MAS DESPACIO…
  • SI ME HUBIERAS ESCUCHADO…

Guárdate en el móvil este cartel:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here