¿Si algún día tu y papá os vais al cielo…?

0
1151

Ayer mi hijo me hizo una pregunta que tu comentaste una vez en clase y le  conteste según tu ejemplo.  Mamá, si algún día tu y papá os vais al cielo los dos y yo me quedo solo, ¿cómo voy a preparar la comida?Al principio me quedé perpleja por el planteamiento,  intenté decir que ya la sabrá preparar él, etc. Pero luego le dije: no te preocupes, le dirás a cualquier vecino y ellos llamarán a tus tías. Ellas vendrán y te harán la comida, y todo lo que haga falta. Estarán contigo.Mi hijo se quedo muy contento y tranquilo y de momento ya no ha vuelto a preguntar esas cosas…

Los niños tienen miedo a quedarse solos

Los niños/as empiezan a preguntar sobre la muerte hacia los 5 o 6 años, suele despertar esta inquietud el fallecimiento de un ser querido o de algún amigo del colegio, comentan lo ocurrido y entonces les surge la pregunta, y si mis papas  mueren, ¿que será de mi?. No todos los niños/as hacen preguntas tan fáciles de contestar, preguntan por el cielo, a donde va el abuelo o porque la gente se muere.

Generalmente nos dedicamos a contestar a sus preguntas, les contamos como es el cielo, que solo nos morimos cuando somos mayores o que todo el mundo se muere como los animales o las flores. Aunque nuestras explicaciones hayan sido claras y lógicas, con todo lujo de detalles y les hayamos transmitido la tranquilidad de que morir es el final de la vida y que igual que nacemos morimos, ellos parece no quedarse tranquilos, siguen preguntando sobre la muerte, sobre el pajarito que han visto muerte en la calle o sobre el abuelo al que tenían mucho cariño y que ya no pueden ver.

No preguntan sobre la muerte sino sobre la soledad

Es cierto que cuando empiezan la etapa de las preguntas ¿y por qué….?  ¿y por qué…?, la muerte puede ser un tema más que les inquiete, pero si hablando sobre ella no quedan satisfechos, es porque no estamos escuchando bien la pregunta, quieren saber que será de ellos cuando la muerte llegue, porque si algo han entendido es que su abuelito ya no está con ellos desde que está en el cielo, ¿si mis padres también van al cielo? ¿Yo con quien me quedaré?. Por este motivo, necesitan escuchar de sus padres sobre todo, que hay muchas personas que los quieren y que los pueden cuidar cuando papa y mama no están.

Preguntas que hacen los niños sobre la muerte

  • Mama, papa, ¿los niños también vamos al cielo?
  • Papa, ¿por qué las personas se mueren?, ¿Por qué no puedo jugar mas con mi abuelito?
  • Yo no quiero que te mueras, ¿con quien me quedaré yo?
  • Si solo se mueren las personas mayores, ¿por qué se ha muerte la mama de Javier?

Respuestas que ayudan al niño a no sentirse solo

  • Hijo, veo que te preocupa que papa o mama un día no estemos contigo, debes saber que tienes una gran familia que te quiere y que nunca estarás solo…
  • Mira, vamos a hacer un listado de todas las personas que te quieren después de papa y mama, claro está. La tia, el abuelo, los primos,etc.
  • Si quieres, ponemos en la puerta una foto de cada persona que te quiere tanto pero no más que tus padres y hacemos un mural grande para que puedas tener presente las personas que te tienen en su corazón…
  • Ven, te voy a dar un abrazo, y quiero que recuerdes que siempre habrá alguien cerca de ti para darte un abrazo tan fuerte como este…

El duelo y las despedidas

Las despedidas son importantes, decir que nos vamos a trabajar aunque se quede llorando con la educadora, que nos vea marcharnos por la puerta sin dejarlo mientras estaba entretenido con unos coches o explicarle que llegaremos tarde aunque nos diga ¡no me dejes aquí solito, quiero ir a trabajar contigo…!

Nuestros hijos/as deben saber que nos hemos ido pero que volveremos, aunque les digamos que venimos pronto no tienen el concepto de tiempo y eso no les tranquiliza, con que les digamos que vamos a volver y les permitamos llorar o quedarse enfadados es suficiente porque de lo contrario es facil que a la vuelta nos encontremos con un niño molesto, enfadado o callado que no parece alegrarse de nuestra llegada porque en el fondo se ha sentido abandonado.

Estas despedidas nos preparan para otras que tienen que ver con el corazón, decir adiós a un ser querido que fallece como un abuelo y el duelo que viene después, cómo gestionar los recuerdos.

Que frases no ayudan en la despedida

  • No llores, que mami viene pronto…
  • No te preocupes por el abuelo, el te ve desde el cielo…
  • No te pongas así, ya sabes que tengo que ir a trabajar, tienes que entender que es necesario para poderte comprar luego las cosas que me pides…
  • No te preocupes, que solo voy a estar fuera un rato, luego vengo y jugamos, ¿vale?

No hay comentarios

Dejar respuesta