¿Cómo tratar con niños el tema de los refugiados?

0
3024

Los datos son escalofriantes, más de 4 años de guerra, más de 4 millones de sirios refugiados y más de 8 millones desplazados y afectados por el conflicto en su país. Millones de refugiados sirios lo han perdido todo y buscan desesperadamente un refugio en los países limítrofes de Siria.

¿Cómo le explicamos a un niño/a la cruda realidad de un refugiado, el sin sentido de una guerra y el deber moral de ser solidarios?

No hay fórmulas mágicas para educar, pero si buenos ingredientes para cocinar ricas recetas, en este caso si queremos educar para la paz siendo solidarios, necesitamos tres ingredientes fundamentales: conocer, empatízar, proactividad.

Los niños/as deben conocer la realidad que se vive en otros países de continuo y no solamente hablar de noticias de calado internacional. Para ello se deben crear espacios de dialogo tanto en la escuela como en la familia, bien respondiendo a preguntas que ellos hacen o bien abordando el tema acorde a cada edad.

La solidaridad no es algo que se pueda imponer y menos bajo el criterio “haz aquello que te gustaría que te hicieran a ti” porque la motivación no debe ser el deseo de recibir un bien haciendo otro bien, sino hacer un bien al otro y alegrarse por ello.

Para esto necesitamos la empatía, nuestro segundo ingrediente y ser agentes de acción con el que conseguiremos una receta auténtica.

La empatía, la capacidad de ponernos en el lugar del otro sin perder la perspectiva de que no somos el otro, se debe educar sobre todo a partir de los cuatro año, para ello podemos leer cuentos, contar historias, incidir en lo que sienten los protagonistas, hablar de nosotros, de lo que vivieron nuestros abuelos en la guerra, los dramas familiares de la personas que inmigran, etc. En definitiva, se trata de hablar de lo que pasa en el mundo y conocer lo que otras personas sufren para ser capaces de sentirlo, al menos en parte.

Finalmente, el ingrediente que no debe faltar es la proactividad, debemos educar en una actitud que genera acciones creativas y responsables, siempre podemos hacer algo por aliviar el sufrimiento de otra persona, aunque no lleguemos a todos ni a todo.

Los niños/as deben conocer la realidad de los refugiados sirios, por eso hablaremos de ello y de lo que supone estar desplazado, perder tu hogar, quizás familiares y amigos. El fin no es más que ser conscientes de la realidad de otras personas, por lo tanto, no aprovecharemos esta conversación para imponer que hay que ser agradecido, comer todo y sentirse afortunado por todo lo que tiene.

Para educar la empatía, podemos utilizar  frases reflexivas como ¿Qué crees que siente un niño que camina durante días intentando llegar a otro país sin guerra?

Y, ¿cómo ser proactivos? Con pequeños gestos que mejoran la situación de otra persona. Participando en un mercadillo solidario, ofreciendo ropa y juguetes que no necesitas a alguien que los pueda aprovechar, colaborando con organizaciones, asociaciones o personas concretas que trabajan en el terreno o haciendo acciones concretamos que solo tú debes saber con el deseo de hacer un bien a otra persona y alegrarte por ello.

Para empezar con algo, os recomiendo trabajar con este video:

Abuelito, ¿Qué es un refugiado?

  • Abuelito, ¿Qué es un refugiado?
  • Vaya, que gran pregunta pero que difícil respuesta. Esa palabra no alberga más que sufrimiento y dolor, muy difícil de aliviar…
  • ¿Un refugiado sufre? ¿Cómo yo cuando lloro porque mi hermano me molesta…?
  • No, mucho peor. Un refugiado es una persona que tiene que dejar su casa, su país y todo lo que hace a diario, porque en su país están en guerra y busca un lugar seguro en otro país, con otro idioma y quizás diferente cultura donde poder empezar una nueva vida.
  • Y si salen de sus país, ¿dejan su colegio, sus amigos, su familia y todo lo que tienen?
  • Si, y a veces tienen que caminar muchos días o viajar en barcas en malas condiciones huyendo de un lugar donde viven con miedo, tienen necesidades y pasan hambre.
  • Abuelo, ¿por qué sabes lo que les pasa si esos países están tan lejos?
  • Porque yo también me sentí como un refugiado, mi hermano murió en la guerra y yo sufrí la postguerra, ¿quieres que te cuente que pasó en 1936?
  • Si, cuéntame…
  • Te contaré, porque tú eres parte de esa historia, debes conocerla para que decidas como quieres vivir, si haciendo bien a las personas que sufren o cerrar los ojos y no implicarte socialmente…
  • Y ¿ yo puedo hacer algo?
  • Claro que si, todos podemos hacer algo por pequeño que sea…
  • Abuelo, no quiero que haya refugiados en el mundo…
  • Yo tampoco hijo, cuando se acaben las guerras, ya no los habrá….

Leer artículo relacionados: 

Diario de Navarra Digital. Colaboración. 11 de enero de 2016 por el periodista Iñigo Sota.

Diario de Navarra Digital. 18 de septiembre 2015. Crisis migratoria

Leticia Garcés Larrea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here